Categorías

Miscelánea

Casa del Inka Perú

José Olaya: el pescador mártir chorrillano peruano

Es considerado un mártir en la lucha por la Independencia del Perú. Fue fusilado el 29 de junio de 1823 en la Plaza de Armas de Lima, en la zona que hoy lleva su nombre: Pasaje Olaya.

José Olaya nació en Chorrillos en 1782. Tuvo 11 hermanos y en la lucha por la Independencia del Perú, el prócer fue un emisario secreto llevando mensajes, entre el gobierno del Callao y los patriotas de Lima. Nadando.

José Olaya era pescador, un hombre de piel curtida por el sol y facciones marcadas. Es también patrono de los pescadores, y su imagen se encuentra en el Muelle de Pescadores de Chorrillos.

Se dice que era un excelente nadador y que podía cubrir la ruta de Chorrillos a la isla de San Lorenzo, y de allí al Callao, llevando pescado para su venta.2​ También una versión asegura que empezó a servir a la causa patriota desde muy temprano, cuando arribó a las costas peruanas la Escuadra Libertadora al mando de Thomas Cochrane en 1820. En esa ocasión visitó las naves de dicha escuadra y se ofreció a llevar correspondencia para los patriotas del Callao, y luego para los de Lima.

Fue descubierto, apresado, sometido a torturas que la historia detalla con precisión y condenado a muerte. Dice la historia que a pesar de las torturas, José Olaya nunca reveló su misión y prefirió tragarse las cartas encomendadas para la misión. Por ello, sus familiares chorrillanos que le sobreviven no dejan de sentir orgullo cada vez que se le menciona, sobre todo a fines de junio, día en que se recuerda su muerte y su lucha.

Este pescador de oficio fue el nexo entre las naves de la Escuadra Libertadora y los soldados de las fuerzas patriotas (argentinos, chilenos y peruanos) ubicadas en Lima. Nadaba de un punto a otro.

Al ser apresado por el ejército realista, lo torturaron con el fin de obtener información sobre las fuerzas patriotas. José Olaya Balandra, de acuerdo con los historiadores, sufrió doscientos palazos y doscientos latigazos. También se consigna que le arrancaron las uñas.

Fue detenido mientras llevaba una carta del general Antonio José de Sucre para el patriota Narciso de la Colina. Lo capturó el español Ramón Rodil.

La mañana del 29 de junio de 1823 pronunció una frase que desde primaria los escolares peruanos deben haber leído: “Si mil vidas tuviera gustoso las daría por mi patria”. Fue fusilado en el pasaje de la Plaza Mayor de Lima, hoy Pasaje Olaya.

Olaya murió el mismo día en que Chorrillos, su pueblo, celebra la festividad al patrón de los pescadores, San Pedro.

Jose Olaya patriota Chorrillos Lima peru

Este retrato de José Olaya Balandra realizado por el pintor José Gil de Castro y Morales

Documental del martir chorrillano José Olaya, realizado por programa Sucedió en el Perú.